MUSICA LINIERA FM

Le amputan nalgas, brazos y piernas por inyectarse silicona ilegal

Una mujer que trataba de agrandarse el trasero terminó con la amputación de sus dos nalgas, brazos y piernas y en
una situación muy complicada de salud que casi la lleva a la muerte. Compraba en el mercado negro lo que pensaba que era silicona cuando, en realidad, era sellador de baño.
Apryl Michelle Brown, de 46 años y madre de dos chicos, declaró que su vanidad la llevó a hacer lo que hizo y les aconsejó a otros que tengan cuidado con los tratamientos ilegales. "Pagué un terrible precio por mi vanidad y lo pagaré el resto de mi vida", dijo.
Según le declaró Brown a The Sun no se percató de los peligros que corría y pensó que simplemente era una inyección que, lo único que haría, es mejorarle el trasero. "La realidad es que esa silicona no podía usarse en humanos. Era sellador de baño", explicó.
Por este motivo su cuerpo tuvo una reacción alérgica masiva que la llevó a estar muy cerca de la muerte. "Estaba sufriendo tanto que, para ese punto, morir habría sido una salvación. La única forma que tuvieron los doctores de salvar mi vida fue amputándome las dos nalgas, piernas y brazos", comentó.
Image