MUSICA LINIERA FM

Vídeos no incriminan acusados de matar al coronel Suárez Cordero

EFE
Los vídeos captados durante los disturbios en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) el 12 de abril de 2013, cuando murió de un disparo en la cabeza el coronel de la Policía Julián Suárez Cordero, no identifican a ninguno de los imputados como potenciales autores del asesinato
.
Así quedó establecido durante la audiencia celebrada este martes en el Tercer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional contra los inculpados Wilson Daciel Javier Nicasio, Diógenes Isidro Gutiérrez, Héctor Eduardo Pichardo Hernández, Víctor Alfonzo González Hernández y el buhonero Eddy Giovanny Bonilla Cabrera.
Los vídeos fueron ofrecidos por el segundo teniente policial Alexander Félix Tati, encargado de la sección de Crímenes de Alta Tecnología del Departamento de Investigación Criminales de la Policía (Dicrim), quien fue presentado por la Fiscalía como testigo a descargo, para explicar los detalles de las imágenes que pudieran incriminar a los acusados.
El abogado de los querellantes, Freddy Mateo Calderón, reconoció que las fílmicas solo presentan a jóvenes con pelucas y pasamontañas, y que por lo tanto no son elementos que propicien señalar a los incriminados.
No obstante, los peritos evalpuan los ángulos desde donde se hicieron los disparos que alcanzaron al oficial.
La exposición no fue posible porque el equipo de DVD de la sala del Tercer Tribunal no leyó el formato en que está reproducido el CD, lo que obligó a que la audiencia fuera trasladada al salón del Primer Tribunal Colegiado, a sugerencia de los jueces, lo que fue acogido por los fiscales que llevan la investigación y los abogados de ambas partes.
La de hoy es la quinta audiencia de fondo realizadas sobre el caso, de las cuales en tres ocasiones han sido reenviadas por ausencia de testigos.
La Fiscalía y los abogados de la parte querellante tienen citados 18 testigos, entre policías, peritos, técnicos e investigadores, mientras que los abogados de los imputados han presentados unos 10 declarantes a descargo.
Previo a la audiencia, Elvis Suárez Estrella, hijo del malogrado coronel, dijo que espera que se haga justicia, pero aclaró que no puede precisar que los sentados en el banquillo sean los responsables, porque no estaba en el lugar de los hechos. "El que no la hizo no puede pagar", precisó.
Mientras que los parientes de los encartados insisten en que éstos son usados como chivo expiatorio para satisfacer a la sociedad que espera el crimen sea esclarecido.