MUSICA LINIERA FM

Jengibre y el limón combinación perfecta para adelgazar

 es un desafío, pero no te confundas: no tiene por qué ser una tortura. De hecho, esta necesidad te puede sacar de lo conocido y llevarte a explorar muchas otras posibilidades gastronómicas –como el jengibre y el , por ejemplo. Y es que esta ha probado ser una de las mezclas más perfectas para bajar de peso.
Los más beneficiados

El jengibre y el limón es una combinación muy recomendable casi para cualquiera. Y es que ambos  aportan cantidades significativas de vitamina C. Asimismo, poseen un gran poder antioxidante y contienen muy pocas calorías. Ahora bien, a la hora de adelgazar, el consumo de limón y jengibre es particularmente recomendable para las personas con obesidad. Y, las personas con gastritis, reflujo o hipertensión deben evitarla.
Los beneficios del jengibre y del limón
Por un lado, el jengibre posee un gran poder antiinflamatorio. Esto lo ha convertido en el arma perfecta para tornar invisible a la . Además, por ser un  termogénico, su consumo acelera el funcionamiento del metabolismo y, como consecuencia, incrementa la quema de calorías y la eliminación de grasas.
Por otro lado, el limón tiene muchísima vitamina C –esta cualidad no es ninguna novedadU2013 . Y, ¿qué ventajas posee esta abundancia? Pues, para empezar, la vitamina C tiene un gran poder antioxidante. Asimismo, este nutriente facilita la eliminación de aquellas impurezas que dificultan o impiden la pérdida de peso. Pero, esto no todo: el limón también contribuye a eliminar la hinchazón.
Pero, ¿cómo consumirlos?
Tanto el jengibre como el limón son muy versátiles. Esto significa que tienes una gran posibilidad de alternativas para saborearlos. Así, por ejemplo, puedes disfrutarlos en tés, jugos o . Ahora bien, para no dificultar el sueño, es aconsejable que no acudas a ninguna de estas opciones por la noche.
1 El té
Para preparar el té, haz lo siguiente: calienta una taza de agua hasta que haga burbujas grandes –justo antes de que comience a hervir–. Luego, adiciónale una rebanada de jengibre del grosor de un dedo. Deja que el té repose por 5 minutos y cuélelo. Para finalizar, agrégale el jugo de un limón. Lo ideal es que consumas este té por las mañanas, en ayuno.
2 El jugo
Prepara el jugo de limón como lo haces normalmente. A continuación, agrégale una cucharita de jengibre rallado y, si lo deseas, unas hojitas de repollo. Este último ingrediente potenciará el efecto desintoxicante de la bebida. Ten presente que tu organismo absorberá mejor a este jugo si lo bebes por la mañana.
3 El aderezo
Esta es la alternativa más sencilla. Debes rallar un puñado de jengibre y mezclarlo con jugo de limón. Después, solo tendrás que adicionarles este aderezo a tus hojas verdes y, ¡entregarte al placer! De esta manera, podrás descubrir nuevos sabores en el interminable mundo de las ensaladas.
Fuente: imujer
EP