MUSICA LINIERA FM

Un tribunal defiende el derecho de Obama a no publicar las fotos de Bin Laden muerto


Un tribunal federal ha dictaminado este martes que el Gobierno estadounidense actuó adecuadamente al archivar como ‘top secret’ las más de 50 imágenes del líder de Al Qaeda Osama bin Laden tras su muerte y ha defendido que el Ejecutivo no tiene por qué publicarlas.

20456-620-282
El veredicto unánime de los tres magistrados del Tribunal de Apelación del Distrito de Columbia rechaza una solicitud de las imágenes por parte de una organización conservadora, asi lo reseña el portal web 20minutos.es
Judicial Watch había solicitado las fotos y el vídeo de la operación en mayo de 2011 en la que las fuerzas especiales estadounidenses abatieron a Bin Laden en la localidad paquistaní de Abbottabad.

 

Su recurso se fundamentaba en la Ley de Libertad de Información, una norma de 1966 que garantiza acceso público a algunos documentos gubernamentales.
Su publicación podría provocar disturbios
El tribunal de apelación ha aceptado el argumento de la Administración de Barack Obama de que las imágenes son tan potentes que su publicación podría provocar disturbios que pondrían a los estadounidenses en el extranjero en peligro.
Las imágenes muestran a Bin Laden muerto en la vivienda donde residía en Pakistán”No cabe duda de que el Gobierno está reteniendo las imágenes no para ocultar un delito o evitar la vergüenza, sino para evitar el asesinato de americanos y violencia contra intereses americanos”, han señalado los magistrados.
El tribunal ha dictaminado que el riesgo de violencia justifica la decisión de clasificar las imágenes como ‘top secret’ y que la CIA pueda retenerlas en virtud de una excepción de la Ley de Libertad de Información para los documentos que están clasificados.
Las imágenes muestran a Bin Laden muerto en la vivienda donde residía en Pakistán, el traslado de su cuerpo a un barco estadounidense y su entierro en el mar, según ha revelado el Gobierno.
Algunas de las fotos fueron tomadas por la CIA para que se pudiera llevar a cabo el reconocimiento facial que confirmara la identidad del cuerpo, según los documentos presentados al tribunal.