MUSICA LINIERA FM

Insubordinación y denuncias policías y de militares arriesgan la institucionalidad del país

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Una inusual actitud de “insubordinación”, o rompimiento  de la obediencia y disciplina interna, se ha desatado en las instituciones militares y policiales de la República Dominicana, situación vista por sectores de opinión pública como de alto riesgo para la institucionalidad no solo de esos organismos, sino también a la del país.

Rompiendo normas y regulaciones internas de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, oficiales y rasos desafían las reglas establecidas para asumir de manera personal las denuncias de situaciones que consideran reprochables en esos organismos.
La desobediencia, rebeldía e indisciplina de guardias y policías se presenta como efecto cascada, luego de que el raso Daurin Muñoz estremeciera con un vídeo colgado en las redes sociales, denunciando el “sueldo de miseria” que devengan los policías dominicanos, así como los vejámenes –dice- de que muchos son víctimas por oficiales superiores del cuerpo policial.
Este martes el país registró dos nuevos escándalos, el de un militar que denuncia en público las penurias por las que asegura atraviesan los soldados de las Fuerzas Armadas dominicanas, deplorando esencialmente el bajo salario.
Asimismo, también este martes, el coronel de la Policía Radhamés Santos Aquino, enfrentó de manera pública y abierta a un general de la misma institución, al que acusa de supuestamente estarle hostigando.
El denunciado es el general de brigada Eduardo Alberto Then, director de la Regional Cibao Central, quien según el coronel Santos Aquino tiene una persecución en su contra con la supuesta intención de conseguir su cancelación.
Aseguró que la alegada persecución es porque alguien le dijo al general Then que cuando lo retiraron de la Policía, él (Santos Aquino) se alegró e hizo fiesta por el acontecimiento.
Dijo que hacía la denuncia a riesgo de ser hecho preso, tras revelar que ya antes el caso lo había conversado con sus superiores y ninguno puso interés.
Pidió al presidente Danilo Medina intervenir en la situación denunciada, porque sabe el riesgo que asume al hacer la denuncia.

Militar enumera “penurias” en el Ejército
Perdiendo el temor a ser sancionado, a bordo de una guagua del transporte público, captado en vídeo por El Nuevo Diario, un militar denunció ante los demás pasajeros la situación de pobreza y penurias en que afirma viven los guardias.
El raso del Ejército de la República Dominicana, aparece en un video denunciando el calvario que atraviesa debido al mísero sueldo que devenga de 6 mil 500 pesos mensuales, de los cuales paga 3 mil pesos de renta de casa.
El alistado relata que tuvo que separarse de su esposa, con quien procreó una niña, porque no la podía mantener a ambas. “Estamos pasando hambre, ella es de Elías Piña y no quiere irse pa´llá para donde los viejos mío”, sostuvo.
“Yo no sé qué voy a hacer;  mire ahí me llamó la mujer y me dice que la niña no tiene leche ni pampers”, añade.

Hay antecedentes
En un hecho ocurrido años atrás, se recuerda que el general retirado Juan Tomás Taveras fue retirado de la Policía Nacional luego de llevar a la luz pública un conflicto interno en la institución del orden en el que se vio involucrado.
Más recientemente, la prensa se hizo eco de la denuncia de alrededor de 90 policías que de manera conjunta pedían la reintegración a la PN tras haber sido inducidos, según ellos, a renunciar.
Asimismo, queda en la memoria de muchos dominicanos el escándalo que protagonizó hace casi dos décadas el general retirado Juan Bautista Rojas Tabar, que desempeñándose como jefe de las Fuerzas Armadas, emplazó públicamente al entonces presidente Leonel Fernández, para que decidiera entre él (Rojas Tabar) y quienes sustentaban una supuesta conspiración política-militar en su contra.
Rojas Tabar fue puesto en retiro el 1 de noviembre de 1996, a menos de tres meses de haber ocupado el cargo de secretario de las Fuerzas Armadas.
Después de casi diez años fuera de los cuarteles, el primero de marzo del 2006, el mismo presidente Fernández lo reintegra para nombrarlo director del Cuerpo Especializado de Seguridad Aeroportuaria, donde permaneció por dos años.
Aunque contra el raso Daurin no hubo sanciones inmediatas, muchos entienden que de desistió de las mismas de forma estratégica y que las autoridades aguardan que el tema sea olvidado con el tempo para actuar en consecuencia.
Al coronel que desafió al general Alberto Then le aguarda una situación incierta dentro de la PN, aunque muchos creen que lo más prudente es que una autoridad superior disponga investigar el caso.