MUSICA LINIERA FM

Muere ‘mula’ se iba llena de heroína en estómago




Pablo Enrique Porras Ávila, de 58 años, fue hallado muerto en una habitación del hotel Discovery, ubicado frente al parque Independencia
Un  ciudadano colombiano que había sido contratado como “mula” por narcotraficantes murió al explotársele en el estómago varias bolsas de una sustancia líquida, presumiblemente heroína,  que había ingerido para llevarla al exterior, reveló este miércoles la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD).
El extranjero fue identificado como Pablo Enrique Porras Ávila, de 58 años, quien expiró en la habitación 209 del hotel Discovery, ubicado en la calle Arzobispo Nouel esquina Palo Hincado, frente al Parque Independencia, en la capital. El cadáver del colombiano fue llevado al Instituto Nacional de Patología Forense.
El portavoz de la DNCD, Roberto Lebrón, dijo que Porras Ávila murió el 11 de mayo en el citado establecimiento y su cuerpo llevado a Patología para ser sometido a los estudios de rigor, detectando los médicos una considerable cantidad de bolsas de drogas en sus vías digestivas, algunas de ellas destruidas.
“La autopsia fue realizada al cadáver de esta persona el 11 de mayo y fue desde Patología Forense desde donde avisaron a la DNCD el hallazgo de la droga en los intestinos del ciudadano fallecido”, dijo Lebrón en un comunicado emitido a nombre del presidente de la  Dirección Nacional de Control de Drogas, mayor general Rolando Rosado Mateo.
Indicó que le fueron extraídos 11 empaques envueltos en preservativos, tipo latex transferentes, con líquido color oscuro que tiene las mismas características de la heroína líquida y como lo ingieren las “mulas” contratadas por las redes de narcotráfico para llevar estupefacientes al exterior o introducirlos al país.
Lebrón dijo que fue dispuesta una investigación para determinar, junto a la instancia legal correspondiente, cuándo ingresó Porras Ávila al hotel Discovery y si la reservación fue hecha a nombre de otra persona. Se dijo que el cadáver del extranjero no ha sido reclamado por ningún familiar, aunque el caso fue notificado a la Embajada de Colombia.
Se trata de establecer, además, si el occiso vino al país con la droga en el estómago o si la ingirió en el citado hotel para llevarla a algún lugar determinado de otro país.
Las 11 bolsas extraídas del cadáver fueron enviadas al laboratorio forense, de la Procuraduría General de la República, para analizar su contenido.