MUSICA LINIERA FM

Trabajadora social de NY denuncia que un ex policía la violó 18 veces en hospital de El Bronx

ora social de Nueva York, denunció que un ex policía, la violó 18 veces y la mantuvo secuestrada en una "cámara de tortura", mientras trabajaba en el Centro Médico Highbridge Woodycrest de El Bronx, donde atendía a contagiados con el SIDA.
La víctima, cuya identidad no se revela por la categoría del caso, pero se le puso el distintivo de "Jane Doe" dijo que en una demanda en la Corte Federal que el hombre la encerraba con las llaves y la amenazaba con matarla, si lo denunciaba ante las autoridades.
El acusado, fue identificado como el ex oficial del Departamento de Policía (NYPD), Michael Reingold, de 53 años de edad.

"El, me decía que tenía un arma y que me iban a asesinar, si yo hablaba de la situación", relató la mujer.
"Tenía miedo todos los días", agregó ella.
Añadió que su ex supervisor, le advertía que no intentara llamar a la policía, "porque él, era uno de ellos".
La trabajadora social, fue contratada por el hospital Bronx Lebanon en julio del 2012 para atender enfermos de SIDA en el Centro Médico Higbridge Woodycrest, que está al Norte del estadio de los Yankees.
El ex oficial, ya retirado, era el jefe de la denunciante en el referido centro.
"Desde el primer día, el acusado, le dejó saber a la víctima que él era un policía retirado del NYPD, y la amenazaba para que ella hiciera todo lo que él le ordenaba a riesgo de cancelar del puesto", sostienen la demanda.
El ex policía, se graduó en el Colegio John Jay de Justicia Criminal y según la denuncia, golpeaba frecuentemente a la mujer y les decía a sus compañeros de trabajo que él y la víctima, estaban teniendo una "aventura".
La trasladó a otra oficina, donde la encerraba con llaves, por lo que ella se sentía como una presa en la nueva ubicación.
En la nueva locación, el ex policía forzaba a la mujer a sostener relaciones con él, bajo amenazas de matarla o cancelarla del empleo.
La demanda alega que "la oficina en la que Reingold, violaba y maltrataba a su empleada, se convirtió en una verdadera cámara de torturas".
"La obligó a tener relaciones sexuales vaginales en al menos 12 ocasiones y en otras seis oportunidades, en seis oportunidades", argumenta el reclamo legal.
El ex policía, fue cancelado el otoño del 2013, mientras el abogado de la mujer, Dereck Smith, dijo que "no hay acto más atroz que los alegatos de este caso, sólo podemos esperar que con las terapias y el tratamiento adecuado, ella pueda superar el horrible trauma".
La mujer renunció al empleo en julio del 2013.
Por Miguel Cruz Tejada.Fuente el nuevo diario